Saltar al contenido
Guía de Lanzarote

Playa Quemada

Playa Quemada

Playa Quemada, un pequeño pueblo pesquero con una costa alucinante

Playa Quemada es el nombre de un pequeño pueblo pesquero localizado en Lanzarote. La principal razón por la cual este pueblo lleva ese nombre es por sus costas con arenas que parecen de un mundo de fantasía, que pese a estar en contacto directo con el mar parecen salidas de las faldas de un volcán.

Cómo llegar a Playa Quemada

Este pequeño pueblo costero queda al sureste de Lanzarote. Sólo deberás coger la carretera LZ-2, la cual va en dirección a Yaiza, luego de eso debes buscar la desviación LZ-706, la cual te llevará directamente hacia Playa Quemada. Sabrás que has llegado cuando comiences a notar como la arena y la tierra comienzan a tornarse de un color negruzco, característica inconfundible del lugar.

Características de Playa Quemada

Lo primero que hay que decir sobre este lugar es la razón de su nombre. Este pequeño pueblo pesquero debe su nombre al color de sus arenas, las cuales tienen un color negruzco como si la tierra hubiera sido quemada. Esta es una de las principales características de este lugar y una de las que más llama la atención de los visitantes.

El pueblo posee una pequeña cala de escasa extensión en la cual te puedes relajar, colocar alguna toalla o incluso simplemente tumbarte en la negra arena a disfrutar del sol y de la brisa que corre en el lugar. En cuanto a sus aguas, estas son sorprendentemente cristalinas, lo cual contrasta con el color negro de la arena. Además, son aguas tranquilas debido a la ausencia de fuertes vientos.

El lugar en sí llama a la relajación y al disfrute de la tranquilidad, además, es un lugar con poca concurrencia. Siendo una playa aún virgen y de aspecto salvaje y desolado, son pocos los turistas que se adentran en ella. Eso sí, quienes lo hacen, descubren un pequeño rincón de Lanzarote espectacular para relajarse y disfrutar de un escenario inusual.

Pese a que el pueblo es pequeño y poco habitado, aún se puede disfrutar de deliciosa comida en alguno de sus restaurantes. Los cuales tienen para ofrecer nada más y nada menos que pescado fresco, de ese que pescan el mismo día, después de todo, ¿qué sería de un pueblo pesquero en el que no puedes comer pescado del día? Una oportunidad que no puedes desaprovechar.

Otras playas de Lanzarote