Saltar al contenido

Senderismo en Lanzarote

Recorrer lugares espectaculares caminando, es uno de los pasatiempos favoritos de aquellos que buscan explorar nuevas áreas, pero al mismo tiempo quieren estar en contacto con la naturaleza. En el caso de la isla de Lanzarote, las posibilidades son infinitas para practicar senderismo. Las rutas llenas de riscos y miradores las hacen una alternativa interesante para los visitantes y propios, que quieren disfrutar del aire fresco y de los paisajes.

Hay mucha variedad de senderos que cuentan con paisajes costeros, así que las vistas se hacen más espectaculares.

Senderos de Lanzarote

Las mejores senderos de Lanzarote

Aquí podrás descubrir algunos de los caminos más visitados en Lanzarote:

Ruta Femés-Playa Quemada

En el pueblo de Femés encontrarás un camino que tiene como destino final Playa Quemada, aunque es un camino que tiene un poco de dificultad, es un recorrido que vale la pena realizar.

El paseo tiene presencia de curvas y el suelo tiene superficie irregular. Son unas 3 horas y media de trayecto, de acuerdo al ritmo que lleves. Es mejor ir despacio y disfrutar del lugar, para que el cansancio no se manifieste tan pronto.

Playa Quemada

Son 7 kilómetros en donde percibirás toda la mágica energía del sitio. En él confluye la inmensidad de la montaña, con el aire puro y un horizonte natural que atrapará tu atención.

Luego de avanzar por dos horas, verás un camino más amable, que desemboca en la imponente Playa Quemada.

Ruta de los Gracioseros

Es uno de los caminos con más historia en Lanzarote. Para acceder al lugar de partida de este enigmático paraje, debes ir en vehículo hasta el mirador de Yé. Una vez en el lugar encontrarás el Hotel Finca La Corona, ahí podrás aparcar.    

Ahora empieza el recorrido por el camino de piedras, cuando avances durante 5 minutos aproximadamente te encontrarás con un mirador, y desde allí podrás disfrutar la espectacular vista del Archipiélago de Chinijo.

Si quieres una aventura exigente, este es un buen camino para hacerla, no es recomendable ir con pequeños, debido al gran número de rocas y la pendiente fuerte que hay durante el trayecto.

Unos 45 minutos es el tiempo aproximado que te llevará descender de la montaña de Famara, pero dependerá de tu condición física y de la velocidad con la que realices la actividad.

Una vez que se haya completado ese lapso, estarás en la blanca arena de la Playa del Risco, un lugar visualmente encantador, en donde tendrás la posibilidad de disfrutar del agua azul que ofrece el lugar.

Recorrido Haría-El Bosquecillo

Tiene una hermosa ruta que llevará hacia lugares naturales muy pintorescos, durante 3 horas de recorrido.    

Irás por el Valle del Paso, ahí se cultivan algunos productos como lentejas y garbanzos. Más adelante, el camino se reduce en el Barranco del Paso para subir a El Bosquecillo. Sigues por el estrecho sendero natural, aprovecha para saborear la tranquilidad y los sonidos propios de la fauna del lugar.

Una vez que la superficie cambie en el ascenso, el camino se vuelve más amable hasta llegar a El Bosquecillo. El equipamiento del sitio te permitirá disfrutar de una comida al aire libre.

Luego del esfuerzo realizado llega la recompensa con una diversidad de paisajes espectaculares, como el mirador de Famara, la playa del mismo nombre y las islas de Chinijo.

Volcán de la Corona

Es una caminata perfecta para hacerla en familia porque el terreno no es muy difícil. Son unos 5 kilómetros y podrás lograrlos en una hora y media, de acuerdo a la velocidad que andes.    

En la población de Yé comienza el trayecto. Primero tendrás que pasar una subida nada complicada. La vegetación de la zona es muy variada, por lo que tendrás la oportunidad de apreciarla.

Una vez que finalice el recorrido, ya en la cima podrás ver la inmensidad del mar, sentarte para visualizar el paisaje que te ofrece la tierra de viñedos. El cono del volcán es una de las atracciones más llamativas del lugar.

Ruta de Mancha Blanca y Caldera Blanca

Llegas en vehículo a la población de Mancha Blanca, con dirección al Parque Nacional Timanfaya. Es un gran camino de tierra llamado Caldera Blanca.

Parque Nacional de Timamfaya

Más tarde, un cartel indica que has llegado al Parque Nacional Timanfaya. Ahí el camino es pequeño y se perciben aún más las irregularidades volcánicas. Luego de alcanzar tres horas de camino, llegarás a la Montaña Caldereta. En ese lugar descansan los senderistas en chozas fabricadas por los propios cabreros.

Para llegar a Caldera Blanca pasarás por uno de los senderos más espectaculares, rodeado de formas procedentes de la lava y con vegetación a su alrededor. El ascenso se acerca para mostrar un paisaje aún más majestuoso, en el que podrás apreciar diversos tonos y una superficie cóncava enorme que te deja con la boca abierta.

Recorrido de Los Charcones

Está ubicado al noroeste del Faro de Pechiguera Playa Blanca. Podrás contemplar el mar en forma de piscinas, pero por lo tempestuoso del oleaje te será difícil llegar a ellas, aunque algunos se atreven.

Uno de los espectáculos más memorables que presenciarás son los baños de unos 20 metros que dan las olas a las rocas. Ahí también verás cuevas que reciben el oleaje y luego lo expulsan por otros orificios. Luego de dos horas de camino se llega al área norte, para tomar la recta final del trayecto y arribar a la Playa de Janubio.

Camino de Femés- Papagayo

El sendero no muestra muchos cambios en el paisaje, lo que hace un trayecto relativamente tranquilo, en un camino estrecho.

Playa del Papagayo

A medida que avanzas llegarás a Los Ajaches y te toparás con un zigzag que parece no acabar, pero luego de una hora y un poco más, verás en el panorama El Papagayo, que te lleva posteriormente a la Playa del Congrio, en la que podrás bañarte en el agua cristalina y calmada.

¿No sabes qué hacer cuando visites Lanzarote? Ahora tienes la opción de hacer senderismo en cualquiera de las rutas anteriores, bien sea para conocer lugares realmente interesantes o para despejar tu mente de la agitada vida cotidiana.

Más actividades para hacer en Lanzarote