Saltar al contenido

Buceo en Lanzarote

Lanzarote está ubicada en el Archipiélago Canario en España, se trata de una isla única, de paisajes impresionantes, destacando aquellos creados por la actividad volcánica. Los cráteres, barrancos y valles de lava solidificada forman parte de sus principales atractivos. La isla fue declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera siendo uno de los destinos más solicitados por quienes buscan el contacto con la naturaleza.

Buceo en Lanzarote

Lanzarote tiene mucho que ofrecer a los visitantes, quienes pueden disfrutar de un clima agradable durante todo el año, playas de arena dorada o negra así como importantes lugares donde se puede apreciar el valor ecológico de la isla como el Parque Nacional de Timanfaya y el Parque Natural del Archipiélago Chinijo.

Por otra parte, es posible visitar los centros de arte, cultura y turismo que se encuentran en la isla, donde se puede apreciar la relación que han establecido a lo largo del tiempo los pobladores del lugar con su entorno.

Pero esto no es todo, los deportistas encontrarán en la isla muchas alternativas entre las que destaca el submarinismo, el surf, pesca e incluso el golf.

El paraíso de los submarinistas

Desde hace mucho tiempo, el buceo en Lanzarote es muy famoso entre los amantes de este deporte gracias a su topografía subacuática única. La isla es considerada como uno de los mejores lugares de España y de Europa para bucear, tanto para principiantes como para expertos.

Hay que destacar la presencia de una importante atracción, única en el continente Europeo: El Museo Atlántico. Este particular museo es una de las razones por las que el buceo en Lanzarote es una experiencia como pocas.

Se encuentra a unos trescientos metros de la Bahía de las Coloradas al sur de la isla y a unos doce metros de profundidad, ocupa una superficie aproximada de dos mil quinientos metros cuadrados y cuenta con más de trescientas esculturas del artista británico Jason deCaires Taylor.

Jason deCaires Taylor estudió escultura en el London Institute of Arts, pero años más tarde descubriría una nueva pasión: el submarinismo. Hoy en día, cuenta con el reconocimiento de la comunidad internacional gracias a su enfoque social y naturista.

Las esculturas de este increíble museo han sido creadas con materiales que no tienen ningún impacto negativo en el medio ambiente y que ayudan a crear arrecifes de coral artificiales.

Otro punto a destacar de las mencionadas esculturas es que están realizadas tomando como molde a los propios residentes de la isla, quienes voluntariamente colaboraron con este proyecto.

Dada su profundidad, tanto principiantes como expertos pueden disfrutar de esta experiencia. Para ver el museo es necesario ir con uno de los guías de los centros oficiales de buceo formados por el propio Jason deCaires y por el personal del museo. El contacto con ellos se hace a través de los centros de buceo en Lanzarote.

Durante la visita, los guías comparten con los submarinistas datos importantes sobre la topografía, la fauna marina así como también una pequeña explicación del significado de las esculturas y su historia.

Inmersiones en Playa del Carmen

Uno de los lugares favoritos de muchos para la práctica del buceo en Lanzarote, es Playa el Carmen, ya que desde allí se realizan diferentes inmersiones donde es posible apreciar increíbles paisajes submarinos de lava volcánica, cuevas y gran variedad de especies animales.

Uno de las inmersiones más famosas del lugar es el Agujero Azul, un túnel de lava que atraviesa el veril de Puerto del Carmen, tiene aproximadamente unos 10 metros de longitud y su entrada se encuentra a 24 metros de profundidad. Por lo general, la inmersión se realiza desde tierra, partiendo de las escaleras del muellito de Playa Chica.

La Cueva de las Gambas es otra de las inmersiones más populares del buceo en Lanzarote. La entrada también se realiza a través de escaleras, luego se desciende a una profundidad de 40 metros donde se encuentra una espectacular cueva hogar de miles de camarones.

No podemos dejar de mencionar a la Catedral, inmersión que se hace desde la playa. Como su nombre lo indica la formación parece una cúpula y se encuentra a unos 30 metros de profundidad. Es un lugar espectacular donde se pueden observar variedad de organismos que le otorgan un color particular y llenan de vida el espacio.

Además de estos lugares, destaca también “Flamingo Wall” conocido por la variedad de peces, ubicado en Playa Blanca y accesible desde la orilla o en barco.

Coloradas” es otro de los lugares más bonitos para practicar el buceo en Lanzarote por sus formaciones rocosas y especies marinas.

Mejor época para el buceo en Lanzarote

En Lanzarote se puede bucear prácticamente todo el año, a excepción de pocos días entre noviembre y abril en los que la dirección del viento no es favorable. Debido a que la zona cuenta con muchas rocas a los lados, en estos días no se puede bucear de forma segura ingresando desde ellas porque las olas pueden ser altas.

Ahora bien, en cuanto a la temperatura hay que señalar que algunas personas les parece que entre enero y abril el agua es fría, sin embargo a otras esto no les causa mucha molestia. Otros opinan que los mejores meses son septiembre y octubre.

Durante todo el año se pueden observar variedad de peces, pero si se quiere ver a los tiburones ángel debes ir entre noviembre y abril.

El lugar ideal para los principiantes

El buceo en Lanzarote no está orientado solo a expertos sino también a aquellos que están iniciándose en la práctica de este deporte. Cuenta con diferentes escuelas de buceo y además con zonas ideales para los principiantes como la Costa Teguise donde se encuentra la Playa del Jablillo, ideal para empezar sin importar la edad.

En la isla se pueden encontrar variedad de centros de buceo, orientados tanto a los que ya tienen experiencia como a los que quieren aprender. Algunos suelen ofrecer también varios tipos de actividades para toda la familia como senderismo, surf e incluso yoga.

Más actividades en Lanzarote