Saltar al contenido

Información sobre Lanzarote

Lanzarote es una isla ubicada en el Océano Atlántico, es la cuarta más grande de las Islas Canarias, su capital es Arrecife y cuenta con una población aproximada de 142.132 habitantes. Se encuentra dividida en 7 regiones, teniendo más de 800 kilómetros cuadrados de extensión.

La mayor parte de la actividad económica de la isla se centra en la región metropolitana alrededor de la capital, donde se encuentra el puerto. En 1993, Lanzarote fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Su extensión permite que se recorra en poco tiempo, contando con una importante red de lugares de interés turístico y cultural donde se puede apreciar como la población se ha adaptado a su entorno volcánico y ha entendido la importancia de la sustentabilidad.

El tiempo en Lanzarote es uno de las razones por las que es visitada por miles de turistas al año, ya que en las distintas estaciones no cambia drásticamente sino que se mantiene en un rango que no resulta desagradable.

Los pueblos de la isla gozan de un particular encanto y se puede observar que la mayoría de las casas se encuentran reforzadas por roca volcánica para resguardarlas de los vientos y además conservan el estilo original de la región.

Un dato a destacar de la isla, es que en ella se construyó la primera planta desaladora de Europa la cual jugó un papel importante en su desarrollo.

Información antes de viajar a Lanzarote

Tierra de fuego

Si algo ha influenciado la morfología de la isla son los volcanes. Las fuertes erupciones que se produjeron entre 1730 y 1736 dieron origen al impresionante paisaje de la región y desde entonces los volcanes pasaron a formar parte importante de la identidad de la isla.

Las violentas erupciones volcánicas y los terremotos arrasaron con poblaciones enteras cuyos habitantes huyeron aterrorizados por la fuerza devastadora de la naturaleza. La lava destruyó los campos de cereales y zonas de pastoreo y acabó con todo lo que encontró a su paso.

Hoy en día en el Parque Nacional de Timanfaya se pueden observar elementos de interés geológico y geomorfológico de gran valor científico, razón por la cual el área fue declarada Parque Nacional en 1974. En él es posible apreciar diferentes fenómenos geológicos propios de la actividad volcánica y una importante diversidad biológica.

Todo el parque es de origen volcánico representando las mejores muestras de hábitat volcánico. En él se pueden realizar excursiones guiadas por la llamada Ruta de los Volcanes así como disfrutar de las demostraciones de fenómenos geotérmicos.

La última actividad registrada de los volcanes fue en 1824, tras la cual han permanecido en calma, sin embargo en la zona es imposible la habitabilidad quedando sólo para el estudio geológico.

Otros datos interesantes sobre Lanzarote

Una de las cosas que más preocupa a los viajeros es si encontrarán buenos lugares donde alojarse. Si se ha elegido Lanzarote como destino, no hay que preocuparse por eso.

En la isla se encuentran diferentes opciones, confortables, con buenos servicios y adaptadas de manera perfecta al entorno.

Así como existen buenos lugares donde alojarse, también se pueden encontrar restaurantes donde apreciar la gastronomía de la región, disfrutar de los mejores vinos y pasar una agradable velada.

Por otra parte, además de visitar los emblemáticos volcanes y practicar diferentes deportes acuáticos, Lanzarote cuenta con una importante oferta cultural que incluye museos, galerías y eventos.

Pero esto no es todo, la isla cuenta con interesantes y pintorescos rincones, cada uno con un encanto especial que permite acercarse a la esencia de la región.

En cuanto a la documentación necesaria para viajar a la isla, solo se requiere el DNI o pasaporte si el lugar de origen pertenece a la Unión Europea.

Para trasladarse dentro de la isla se puede alquilar un coche, tomar un taxi o bien utilizar los autobuses.

En definitiva, el tiempo en Lanzarote y su amplia oferta de actividades hacen de la isla un destino perfecto para disfrutar de unos días de vacaciones en cualquier época del año.